La Liturgia es fuente y cumbre de la vida cristiana