la iglesia es una escuela de amor