El Señor es lento a la ira y pródigo en amor