Oren Sin Cesar-29 Domingo Ordinario Ciclo C

Las lecturas de este domingo nos enseñan la necesidad de la persistencia en la oración para tener el deseo de realizar la voluntad de Dios.

En la primera lectura de este domingo oímos sobre el pasaje del ataque del pueblo de Amalec contra los Israelitas durante su exódo de la tierra de Egipto. Por este acto tan vil los amalecitas son considerados enemigos de Israel y eventualmente Dios ordena su destrucción en manos de Saúl, primer rey de Egipto (ver 1 Sam 15,2-20). La desobediencia de Saúl al no destruir por completo a los amalecitas causa que Dios lo rechace como rey de Israel y escoja entonces a David. La lectura de este domingo nos presenta el famoso pasaje donde estaban en batalla los israelitas y los amalecitas y mientras Moisés mantuviera los brazos levantados, la batalla iba a su favor. Eventualmente se cansan sus brazos, y entonces tienen ayudarle Aarón y Jur para mantener sus brazos en alto el tiempo suficiente para que la batalla se decida a su favor. Hay varios mensajes que saltan para nuestra consideración. Al igual que con Moisés y los israelitas también nosotros, mientras vivamos alabando a Dios con los brazos en alto, ningún enemigo nos puede vencer. Como Moisés con brazos fuertes resistió hasta ganar la batalla, también nuestra fe en el Señor necesita ser fuerte. Otra lección es que como Moisés necesitó ayuda para alzar los brazos, nosotros también a veces necesitamos la ayuda de alguien para mantenernos firmes en el camino recto del Señor. No trates de ganar todas las batallas solo, también Moisés necesito la ayuda de Aarón y Jur.

En la segunda lectura el apóstol Pablo exhorta a su fiel acompañante, el joven Timoteo, a mantenerse firme en la fe, teniendo entre las razones para esta firmeza las fuentes de donde aprendió esta fe: su madre y San Pablo mismo. Los Hechos de los Apóstoles nos revelan que Timoteo era hijo de una madre judía llamada Eunice y de un padre griego (Hch 16, 1-2). Su nombre, que significa honor a Dios, aunque es griego, revela la fe de su madre en el Dios de los judíos. Esto nos enseña la importancia de educar a nuestros hijos en la fe, empezando por nombrarlos con un nombre que honre a Dios, ya sea por su significado (como en el caso de Timoteo), o porque esté ligado a la vida de un santo al que busquemos emular por su fe en Dios. Si Timoteo se convirtió en tan grande ayuda para el apóstol fue gracias a la formación en la fe que seguramente su madre le procuró, logrando que el joven Timoteo desde niño conociera las Sagradas Escrituras. ¿Cuántos padres faltan a esta labor hoy en día? No les enseñamos la fe a nuestros hijos, y después nos lamentamos por lo descarriados que se encuentran. El estudio de las Sagradas Escrituras nos llena de la verdad de Dios y nos conducen por una senda segura hacia él. Finalmente, Pablo solemnemente le deja a Timoteo y a nosotros los Cristianos el encargo de predicar la Palabra de Dios en todo tiempo y en todo lugar.

En el pasaje del evangelio de este domingo San Lucas nos comparte uno de sus temas favoritos que es la importancia de la oración, la oración insistente. La lección de esta parábola es que si hasta un mal juez accede a darle un juicio favorable a la persona insistente, ¿cuánto mas nuestro Padre Dios accederá a nuestras peticiones cuando las hacemos con insistencia y son para nuestra salvación? También tiene este pasaje el final de las recomendaciones de Jesús a estar alerta ante su segunda venida. Si eres un cristiano, y rara vez haces oración te puedo ofrecer unas buenas razones para hacerla. Primero, Jesús nos lo enseñó. El sabe y desea lo que es mejor para nosotros, y por eso nos dejó su gran regalo del Padre Nuestro que nos enseña como dirigirnos al Padre. Otra razón que puedes considerar es que el orar ejercita y aumenta nuestra fe. Se requiere fe en Dios para orar, y el orar hace que crezcamos en esta fe. La oración es indispensable porque con ella expresamos nuestra dependencia en Dios. Es un reconocer que Dios es nuestro creador y que nosotros somos sus creaturas.

En esta semana haz a un lado las excusas que te mantienen separado de Dios y ponte de rodillas a expresar tu amor por Dios haciendo oración.

Lecturas de este domingo: https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/101622.cfm

Nuestros otros canales de podcast aquí:https://vayanalmundo.org/red-de-podcasts-vayan-al-mundo/
Nuestro canal de videos aquí: https://www.youtube.com/c/InstitutodeFormaciónVayanalMundo/

Toma uno de nuestros cursos, completamente gratis! https://vayanalmundo.org/https://vayanalmundo.org/courses/

Apoya nuestra mision con un donativo: https://vayanalmundo.org/donations/donaciones/

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.