2o. Domingo de Pascua – Dichosos los que creen sin haber visto

¡Aleluya, el Señor Resucitó!

Nos encontramos gozando la alegría de saber que Jesús está vivo, y que vencido al pecado y a la muerte. La primera lectura de este segundo domingo de Pascua nos puede parecer como algo idílico: seguramente, pensaran algunos, Lucas describiendo la primera comunidad cristiana está describiéndola de manera romantizada. En realidad, esto lo pensamos los que vivimos tan removidos del ideal cristiano. La vida común del cristiano debería ser una donde el darse por completo a Cristo incluya incluso nuestros bienes materiales. Que lejos estamos de vivir como un San Francisco de Asís, que al convertirse al Señor, toma en serio las palabras del evangelio que hable de compartir con los pobres, y se despoja de todo. De él un comentarista decía: San Francisco fue el último cristiano en imitar a Cristo verdaderamente. Vivimos tan lejos del ideal, más sin embargo el ser cristianos nos llama a ser “otros cristos” en la tierra. Señor, ayúdanos en esta Pascua a volvernos más como tu. Que el compartir nuestros bienes, y cuidar del hermano no nos parezca algo radical, sino un simple ser cristianos viviendo según tu modo de ser.

Den gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia

El salmo de este domingo ciertamente expresa sentimientos de alegría y agradecimiento.  La acción de gracias desemboca al salmista reconocer el amor misericordioso de Dios que perdura por siempre. Este es el mismo sentimiento que estamos viviendo los cristianos en la Pascua del Señor. Estamos alegres porque Cristo resucitó, venciendo al pecado y a la muerte. Dios nos ha demostrado su amor, y prueba máxima de este amor es que nos dio a su hijo único para nuestra salvación. Jesús mismo al concluir su última cena cantó los salmos de acción de gracias que incluían este salmo. Jesús mismo hizo suyas las palabras de este salmo camino a su pasión, recordando, aun en este periodo de angustia, que el amor y la misericordia de Dios perduran por siempre. “Mi fuerza y mi canto son el Señor, es fue mi salvación,” entonó Jesús con el salmista. Jesús es esta piedra angular rechazada por los constructores que menciona este salmo. Con Jesús, vivamos unas vidas que responden con amor siguiendo los mandamientos de Él cuyo amor misericordioso es para siempre.

“Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios.” – 1 Juan 1:5a

Fe, amor, y sacrificio. Con estos tres términos podemos resumir la segunda lectura de este domingo. La fe es un regalo de Dios, y por la fe nos convertimos en hijos de Dios. Como hijos de Dios, estamos llamados a amar a Dios, no de una manera abstracta, sino, amándolo en sus hijos. Por eso en la Primera Carta de Juan leemos “Todo el que cree que Jesús es el Mesías, ha nacido de Dios; todo el que ama a un padre, ama también a los hijos de éste (1 Juan 5:1).” Nosotros los católicos vivimos nuestra relación con Dios a través de los demás. Nuestra vivencia religiosa es entonces comunitaria, y no solitaria. La fe nos viene de Dios, quien nos creó por amor, y por igual nos llama a amar. El amor verdadero difícilmente se vive sin sacrificio, ya que el ver por el bien del otro, hacemos a un lado nuestro propio ser, dandole muerte a nuestro egoísmo. Modelo de eso fue nuestro Señor Jesús, quien, aun siendo nosotros pecadores, nos amó al máximo, dándose de sí hasta el extremo. Fe, amor, y sacrificio son tres claves para nuestra vida de fe. Que el Dios que nos amó y nos dio a su hijo por amor nos conceda a nosotros también el amar como Él.

Lecturas de Esta Semana: https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/040724.cfm

Nuestros otros canales de podcast aquí:https://vayanalmundo.org/red-de-podcasts-vayan-al-mundo/
Nuestro canal de videos aquí: https://www.youtube.com/c/InstitutodeFormaciónVayanalMundo/

Toma uno de nuestros cursos, completamente gratis! https://vayanalmundo.org/https://vayanalmundo.org/courses/

Apoya nuestra mision con un donativo: https://vayanalmundo.org/donations/donaciones/

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.